Chicago: La soja recuperó un 4,3% en la semana

Luego de los mínimos en poco más de un año negociados a mediados de junio, la soja anotó una recuperación de poco más de 14 U$S/tn. en la semana. Las subas estuvieron mayormente concentradas en la operatoria del viernes, con un mercado focalizado en las recientes cifras referidas a la superficie sembrada y stocks trimestrales en EE.UU.

Con la siembra finalizada, el USDA actualizó la cantidad de hectáreas destinadas en esta campaña. El hecho de que el organismo haya mantenido prácticamente sin cambios su estimación resultó un disparador de compras en el mercado con una cobertura de posiciones vendidas, siendo que las consultoras privadas daban por hecho una siembra mayor a la intencionada en una primera instancia.

En este contexto, la siembra 2017/18 abarcaría a unas 36,23 mill.has. y descartó las especulaciones previas.  Otro de los puntos a resaltar es que luego de nueve campañas el USDA decidió mantener su estimación inicial. En otras palabras, prácticamente no hubo diferencias entre los planes de siembra de los productores norteamericanos frente a la superficie efectivamente cubierta.

No obstante, el mercado no vislumbra nuevas ganancias basadas en este fundamento siendo que, a pesar de que no sufrió incrementos en esta oportunidad, EE.UU. contaría con un 7,3% más de hectáreas que las cultivadas el año pasado. La reacción alcista de la rueda se explica en que los aspectos citados ya habían sido prácticamente asimilados a medida que se desarrollaban las labores de cobertura.

En segundo lugar, otro de los informes claves del cierre de la semana hace referencia a los stocks de grano existentes a comienzos de mes. El USDA releva trimestralmente el volumen físico de los granos y, puntualmente en el caso de la oleaginosa, el monto reportado se ubicó por debajo de las expectativas. 

Cabe recordar que la campaña 2016/17 dejó un volumen récord de producción que gradualmente fue absorbido por una demanda firme, aunque con un ritmo menor al crecimiento de la oferta.  En consecuencia, considerando la evolución de la molienda y las ventas al exterior, el mercado descontaba un aumento interanual próximo al 12%, mientras que el USDA sorprendió indicando un alza del 10%. Esta brecha de 2 puntos porcentuales aumenta las chances de que el remanente final de campaña sea inferior a las 12,26 mill.tn. previstas actualmente.

Las mejoras externas no se vieron reflejadas en la plaza local con precios disponibles que promediaron los 3.700 – 3.800 $/tn. A su vez, la campaña en curso marcó una proporción históricamente alta de negocios pendientes de fijar precio y, en el transcurso del mes, creció notablemente el número de fijaciones, sobre todo considerando que gran parte de los negocios tienen como vencimiento el cierre de junio.